miércoles, 29 de febrero de 2012

Secretos a voces y confesiones literarias

Si alguna vez alguien pensó que los lectores no teníamos secretos que guardar, se equivocaba remotamente. Hoy, aquí, en Eleazar Escribe, me gustaría contaros secretitos, ahora que estamos solos y nadie puede oírnos. El último, por favor, que cierre la puerta sin hacer ruido y se siente en un cojín. Un momento, ¿qué? ¿¡no ha traído merienda!? Lo siento, aforo completo. Que se lo hubiera pensado antes de dejar las galletas en casa. Aquí o comemos todos o el cocinero al río.

Todos tenemos secretos que guardar, y de hecho, pienso que los lectores escondemos más de los que en principio aparentamos. Ya somos mayorcitos para no prejuzgar a la gente por sus aficiones -a veces cuesta- así que nadie se asustará si ve a una persona abriendo un libro y oliendo las páginas, como esperando impregnarse de un aroma desconocido, el perfume de una nueva historia. También alguna vez os habréis sentido fatal al ver morir a vuestro personaje preferido, y en ese momento no queda otra más que cerrar el libro y alejarse del dolor un rato. Una vez lancé un libro contra la pared, enfadada con el autor por haber hecho sufrir a un personaje que se merecía tanto la felicidad. Después -mucho después- me di cuenta de la genialidad. ¡Lo había sentido en mis propias carnes! Aquel era un escritor. 

Pero yo os había prometido secretito, y yo siempre cumplo. Bookfessions es una web, un tumblr para ser exactos, que recopila pensamientos, manías y secretos de los amantes de los libros. Es muy divertido ir leyendo las imágenes y pensar: ¡oh, ya te digo! ¡genial, nunca lo habría explicado mejor! Pasé un buen rato leyendo algunas confesiones -hay casi 1000, una cada día- y yo os he traído un par con las que me siento muy pero que muy identificada. La única pega es que están en inglés, pero no es muy complicado y bueno, os he traducido estas seis:


904: Mi madre siempre se vuelve loca al verme leer tanto porque piensa que estoy siendo un poco antisocial.
858: Leo cada vez más lento hacia el final del libro, porque no quiero que se acabe.
853: Mi madre ha tenido muchas conversaciones conmigo mientras leía un libro. No recuerdo nada de lo que decía, pero podría recitar páginas enteras del libro.
818: La razón de que no saque buenas notas es que leo a escondidas en clase cuando debería estar prestando atención.
862: Cuando me levanto un día y pienso que va a ser un mal día, echo un vistazo a mi biblioteca y pienso en todas las maravillosas historias que empiezan con malos días. Eso me anima.
882: Me siento culpable cuando alguien me regala algo y pienso que me habría gustado más si hubiese sido un libro.

¡Para que luego digan que los lectores están solos! ¿Y bien?¡Hora de confesarme vuestros secretitos más interesantes! :)

sábado, 25 de febrero de 2012

Mis 10+1 reglas para escribir

ILoveReadingAndWriting © tumblr
1. Cuando te sientes a escribir, cierra todas las redes sociales. En realidad, cierra, apaga o lanza contra la pared cualquier cosa con internet. Finge ser bohemio al menos en esto.
2. Ten siempre cerca hoja y papel por si te atascas. Escribe a mano la escena como se la contarías a un amigo y luego maquíllala como solo tú sabes hacerlo.
3. No tengas miedo de crear conceptos nuevos. Si rompes palabras, podrás crear otras.
4. Ten algo de comer siempre a mano, y si no puedes, coge tu peluche preferido. La comida te hará recuperar el ánimo cuando veas que no puedes ("tómate un kitkat", ya sabéis), y bueno, podrás golpear al peluche para desahogarte.
5. No tengas abiertas ochenta pestañas de Word con el guion, los personajes, resúmenes y demás porque te equivocarás al volver a la historia. Ya te imagino diciendo: ¡paso de esta mieeeerda! ¡me voy a twitter!
6. Llega un momento en que la historia se construye sola. Tú piensas: ah, pues voy a hacer una historia de cincuenta páginas con diez capítulos, todo controlado. ¡Error! La historia te pedirá cómo debe ser escrita, así que no trates de encauzarla o morirás.
7. Interioriza los personajes cueste lo que cueste. Y esto quiere decir que si necesitas volverte loco para saber describir a un loco, tendrás que hacerlo. Así que ya sabes, si no te gusta el deporte, procura no hacer personajes que corran diez kilómetros todos los días. Si no, echadle un ojo al libro de Murakami “De qué hablo cuando hablo de correr”. Habla de lo puteado que está por sus personajes.
8. Si tienes el síndrome de la página en blanco, repítete a ti mismo: ¡yo he venido a hablar de mi libro, y si no, a la mierda! Se solucionará. Y si no, pues te has echado unas risas.
9. ¡Ay, qué vago estoy! ¡Qué mal todo! ¡Puf! Quéjate si hace falta, pero mientras escribes. Hace falta mucha determinación para poner un punto y final en condiciones.
10. Reescribe las veces que haga falta, pero ten claro cuándo debes dejar descansar la historia. No te martirices. Nunca vas a estar satisfecho con lo que escribes porque cada vez lo haces mejor. ¿A que mola?
11. Así como dos personas no se leen el mismo libro, cada uno escribe basándose en sus propias verdades. Escríbelas, ¡diviértete! E imprímelas y cuélgalas por la habitación cuando sientas que no puedes hacerlo. Porque sí puedes.

viernes, 24 de febrero de 2012

Videoblog #2

Aquí llego con el segundo videoblog. Está grabado con la cámara digital, pero tengo algo que confesaros. Lo grabé nada más desayunar. Y con eso prácticamente se explica todo.


Aquí tenéis el link de Laura López Alfranca, ¡el sorteo acaba este domingo!
Y nada, pregunto, ¿de qué queréis que hable en el siguiente videoblog? :3

domingo, 19 de febrero de 2012

¿Exigimos más de un libro por ser español?

Booklover © tumblr
 La pregunta que encabeza esta entrada proviene del blog Te regalo un libro, donde han hecho un pequeño debate sobre el tema. La bloggera en cuestión afirma que sí, que ha visto llegar lejos libros extranjeros con tramas sencillas mucho más lejos que un libro bien construido... español. ¿Por qué es esto? La autora remarca que en realidad las preguntas que nos hacemos son: ¿por qué han publicado ese libro y no el mío? ¿Creéis que cuando se lee un libro español influye la envidia sana? Si bien es cierto que al verlo como un libro de nuestra tierra, vaya, que aunque el autor sea de la otra punta de España sigue siendo vecino nuestro, lo leemos con más interés. ¿Pero ese interés es sinónimo de recochineo? ¿Estamos esperando el primer fallo para condenarlo? No, sinceramente no creo que sea eso. Creo que hay mucho apoyo entre autores españoles -aunque siempre son círculos de amistades, como todo, y no hay nada de malo-, de hecho existen varias plataformas, grupos de facebook, revistas, etc. que han logrado llevar la literatura española más allá de nuestras fronteras.

Sí estoy de acuerdo en que solemos pensar que una novela extranjera tiene el cielo ganado. "Si ha llegado hasta aquí..." o la típica frase de "lo americano siempre es bueno" que la he oído hasta hablando de calcetines. No sé qué tiene España que siempre hablamos del extranjero en detrimento de nuestra cultura. Aunque claro, a veces entiendo a esos escritores que están hasta el gorro de ver librerías atestadas de libros sobre la Guerra Civil -además es un tema que se repite también en el cine y personalmente ya me cansa- y cuatro cosas de otras temáticas. Quiero ser optimista; por suerte, se empiezan a reconocer autores dentro del panorama fantástico y de ciencia ficción. Bueno, y en muchos otros géneros, pero ya me entendéis.

La cosa es que deberían valorarse igual nuestras novelas y las extranjeras. Todos deberíamos pelear bajo los mismos criterios, sin prejuicios que nos impidan gozar de las mismas oportunidades. Y sobre todo, escritores, no os infravaloréis. Las comparaciones son odiosas.

viernes, 17 de febrero de 2012

Booquo, 24symbols... los Spotifys de los libros

ILoveReadingAndWriting © tumblr
 El que no corre, vuela. Es lo que pensé cuando llegó la noticia de 24 symbols a la red, hace ya unos meses. 24 symbols es una web en la que puedes descargar e-books gratuitos legales, sobre todo clásicos y novelas de los autores que quieran promocionarse allí. Si no recuerdo mal había una opción premium, pero no estoy muy segura... y sería lo más lógico, hay que sacarle tajada a todo -de gratitud no se vive aunque nos cueste creerlo-. Total que la beta se abría en junio del año pasado y sigue tal y como está. Lo que en su momento fue una revolución en twitter, que hasta llegó a los telediarios, ahora es..., ¿qué es? ¿Nada? No hay noticias de 24symbols pero la web beta sigue en funcionamiento.

Otro ejemplo muchísimo más reciente es Booquo, otra plataforma estilo spotify con un servicio tanto audiovisual como literario. La iniciativa es de Círculo de lectores, el último en sumarse al carrito de los nuevos tiempos, y echando un vistazo a sus propiedades, reconozco que tiene buena pinta. Es decir: "barra libre" de libros y películas en streaming por diez euros, también con posibilidad de descarga por si queremos ver o leer offline. Además, tiene un espacio para que los usuarios conecten entre sí y compartan contenidos.

 Proyectos de esta naturaleza nos acercan cada vez más a la nueva realidad editorial. El otro día vi que una editorial conocida ponía sus e-books a diez euros. ¿Qué sentido tiene poner un libro digital al mismo precio que uno físico de bolsillo? Yo aún me compro libros de papel -dejo el e-reader para novelas de compañeros, clásicos y cosas de trabajo-, como seguro que hacen muchas personas, así que les va a salir el tiro por la culata. Por eso Amazon se está forrando, por eso Ediciones Babylon, Ediciones B y otras muchas editoriales ya ponen sus e-books a precios más razonables, como dos o tres euros. 

Un bloggero me comentó que si las editoriales tradicionales no se arriesgaban era porque la inversión salía de sus bolsillos y podían perder mucho; exactamente la misma razón por la cual no se arriesgan con escritores noveles. Entonces estos autores suben sus novelas a Amazon y descubren un mundo de éxito y trabajo duro sin una editorial detrás, como el caso de Amanda Hocking -omitid el espantoso titular de La Vanguardia-, y cuando la editorial  les capta y les ofrece un contrato, muchos lo rechazan, despechados, heridos, y con razón. Han hecho un jaque al modelo tradicional. Ahora mueven las editoriales. Quizás deberían arriesgarse e innovar, las pequeñas lo han hecho. Y si son editoriales grandes tienen capital para intentarlo.

martes, 14 de febrero de 2012

¡Feliz día de San Valentín! Mi pareja perfecta

¡Hola hola! ¡Cantemos todos! ¡Hoy es el día... de los Enamorados! Bueno, dejémoslo estar. Ante la gran cantidad de entradas de blogs y webs con millones de cosas pastelosas -portadas de libros, los mejores besos de la literatura, parejas literarias- he pensado en las cosas imprescindibles que una pareja debe tener, siempre desde mi punto de vista: brazos hercúleos, camisetas de leñador rasgadas por los codos, barba recortada, pectorales dorados por el sol, mirada penetrante, gran intelecto, que me trate como a una reina... 

¡No, esperad! ¡No cerréis la ventana, era broma! Todas estas cosas están muy bien, pero yo quería hablaros de algo más profundo. Algo recóndito e insondable que se esconde en lo más profundo de la mente humana y que solo se puede llegar hasta ello a través de las palabras: la ortografía.

                            ILoveReadingAndWriting © tumblr
Creo que puedo soportar muchos defectos ya que tengo experiencia en aguantar los míos, pero de entre todos ellos hay uno que me quema por dentro, y es que se hable mal o se hagan faltas de ortografía. No estoy de parte de los puritanos que no admiten que se pueden equivocar con la "b" y "la" v en el teclado; me refiero a aquellas personas, especímenes, seres amebados que escriben mal porque les cuesta hacerlo bien o porque no son capaces de hacer una "o" con un acento. Luego están las personas que por más que leen no se quedan con las palabras bien escritas, y yo me pregunto: ¿por qué? ¿Cómo es posible que alguien que lea tanto no sea capaz de escribir sin faltas? Ojo, que no estoy pidiendo una tesis complicadísima, solo que sepan las normas básicas de acentuación. Mi prima es una lectora voraz pero me paso los días y las noches corrigiendo sus trabajos, es una barbaridad. Ni con cuadernillos ni explicándole las normas consigo que corrija sus errores.

El tema está más que tocado y esto en teoría es una entrada de San Valentín, así que vamos a dejarlo aquí... que a mí me gusta el amor, pero con estas cosas no puedo. Solo quería deciros que mi pareja perfecta sería una que no tuviera faltas de ortografía y hablara medianamente bien; que sin eso, por muy guapo y adinerado que sea, más que amor va a ser un sufrimiento. Probablemente ahora dejéis de seguir mi blog y demás. ¡Hasta siempre, y gracias! :3
ILoveReadingAndWriting © tumblr

lunes, 13 de febrero de 2012

Lugares increíbles para leer

Siempre he querido dinero. Seguro que estáis pensando "ah, qué maja, yo también" o "todo el mundo quiere dinero, sobre todo con la de gente que lo está pasando mal últimamente". Estoy de acuerdo. Pero no quiero dinero para figurar en la lista de mujeres más ricas de todos los tiempos sino para tener bibliotecas como estas:

ILoveReadingAndWriting © tumblr
Y son solo un ejemplo. En el tumblr de donde he sacado las imágenes hay cada bellezón literario... -además de frases muy graciosas, eso sí, en inglés-. ¡Quién tuviera todo el dinero y tiempo del mundo para tener rinconcitos así, donde aislarse y leer es la mar de cómodo! No me diréis que es igual de placentero leer en una silla de madera cascada que en una chaise longue. Está muy bien evadirse, pero si además no nos duele la espalda y tiene reposabrazos... la cosa mejora bastante.

Estas imágenes desmienten  un poco eso de que hay pocas personas que no leen. Si bien seguimos siendo una minoría con respecto al resto de aficiones yo creo que la comunidad lectora crece exponencialmente cada año. Sobre todo el sector juvenil está experimentando un crecimiento enorme; se hacen muchos libros para niños y jóvenes a fin de encontrar ese libro que abra la puerta, pero vamos, en general se editan muchos libros. Me vais a permitir no pensar en todos esos libros que se quedan en stock o se devuelven porque no hay demanda para ellos. Si no hubiera tanta gente lectora, ¿quién construiría estas hermosas bibliotecas? ¿Serían noticia las veinte bibliotecas más bonitas del mundo?
¿Y qué hay de todos esos stop motion sobre libros tan increíbles? Ya, ya sé: son publicidad de alguna librería, de algún libro o de alguna campaña para fomentar la lectura. ¿Pero y qué me decís de esa sonrisita tonta que se nos pone cuando vemos a alguien leer en el autobús? ¿Ese cosquilleo que nos entra cuando somos parte de una historia? Eso no es publicidad.

sábado, 11 de febrero de 2012

Mi proceso de creación literaria

ILoveReadingAndWriting © tumblr
En una entrada anterior dije que os contaría cuál era mi proceso de creación literaria y aquí estoy, dispuesta a explicarlo con pelos y señales. 

Mi técnica ha ido cambiando a lo largo del tiempo, ya que hace unos años -con quince o dieciséis años- escribía solamente teniendo la idea en la cabeza, es decir, iba improvisando. Dejé de hacerlo cuando me di cuenta de que mis historias parecían telenovelas por eso de que nunca acababan y estaban tan enredadas que no había forma de arreglarlas. Así que como castigo tengo casi veinte historias en el cajón sin terminar. Me gustaría acabarlas o reutilizarlas alguna vez en mi vida.

Tras este palo, tuve que aprender a hacer guiones. Al principio me resultó imposible: escribía una línea y ya decía "¡tengo el guion!". Ahora me pasa justo lo contrario, que no puedo escribir sin tener unas bases claras de la novela. Y como soy así de impaciente, muchas veces me desespero y empiezo a escribir sin tenerlo claro, y me sale mal, y me enfado, y vuelta a empezar... Me seguís, ¿no? Tropiezo con la misma piedra. Sigo intentándolo, no obstante, y creo que he mejorado en cuanto a organización.

Aclarado esto, vamos con las tres fases:

1. Aparición fantasmal de la idea. Ya puede ser merendando, estudiando o caminando. La idea siempre me asalta en los lugares más inesperados, en situaciones atípicas... Apunto la idea a todo correr y la dejo cociendo en algún rinconcito de mi mente.

2. La idea evoluciona en trama. La idea se va inflando hasta formar el esqueleto de un rico pastel. Aquí hago un brainstorming salvaje para explotar al máximo sus características. Exploro las diferentes posibilidades que tiene y luego voy descartando (quien dice luego, dice cuando surja) hasta quedarme con el camino definitivo. Escribo los guiones en borrador. 
 
3. Organizar la trama + documentación. Por último, empiezo a pensar seriamente lo que va a ocurrir. Desgloso lo que tenga escrito en el punto 2 y me dedico a ojear Wikipedia como acercamiento a la materia, leo, busco un poquito más y accedo a bibliografías más densas. Sobre todo para el contexto histórico, es bueno leer mucho para adecuar el contenido e impregnarse de la época. La obsesión por la historia es tal que mi cabeza solo piensa en ella. ¿Problema? Que me cuesta mucho dar con las piezas correctas y, encima, que encajen perfectamente. Intento no desanimarme, pero si pasan semanas sin que se me ocurra nada... bueno, no os voy a negar que me entristezca un poco. Soy muy impaciente -repito- y quiero tenerlo todo bien pensado al segundo, sin marearme, sin tener que borrar y volver a empezar. Precisamente es algo que pocas veces se consigue. Ya lo sé, no me miréis así.

Y esto es todo, aunque es más largo de lo que parece. Supongo que cada escritor tiene sus propios métodos. ¿Cuáles son los vuestros?

jueves, 9 de febrero de 2012

8 consejos de Neil Gaiman para escribir


1. Escribe.
2. Pon una palabra tras otra. Encuentra la palabra adecuada, ponla.
3. Termina lo que estés escribiendo. Tengas lo que tengas que hacer para terminarlo, termínalo.
4.  Cuando termines, léelo como si no lo hubieses leído nunca y enséñaselo a los amigos cuya opinión respetes.
5. Recuerda: cuando alguien te diga que algo está mal o no encaja, casi siempre estarán en lo cierto. Cuando ellos te cuenten exactamente qué es lo que creen que está mal y cómo arreglarlo, casi nunca estará bien.
6. Arréglalo. Recuerda que, tarde o temprano, antes de alcanzar la perfección, tendrás que dejarlo, avanzar, escribir otra cosa. La perfección es como perseguir el horizonte: sigue moviéndote. (supongo que se refiere a que hay que corregir y seguir escribiendo sin parar)
7. Ríe tus propias bromas.
8. La regla principal para escribir es que si lo haces con confianza y seguridad suficiente, podrás conseguir todo lo que te propongas (puede que también sea una regla para la vida, pero es una "verdad verdadera" para escribir). Así que escribe tu historia como necesite ser escrita. Escríbela con honestidad y cuéntalo tan bien como puedas. No estoy seguro de si hay otras reglas. No otras que importen.

Neil Gaiman
(Aquí podéis leerlo en inglés. Yo he hecho una interpretación y tal)

martes, 7 de febrero de 2012

La típica excusa del escritor

Phewsa © tumblr
De esto que me pongo a escribir, pongo la primera línea, me salta una ventanita de un correo, lo leo, decido posponerlo porque claro, estoy escribiendo, pero cinco minutos después el cuadrado del messenger se tiñe de naranja y me veo obligada a contestar -porque no quiero hacer esperar a nadie-, cierro la conversación y digo, bueno, voy a hacer la visita de rigor al facebook. Cinco notificaciones y un mensaje privado, ¿qué puedo hacer sino leerlo?, y ya que estoy miro el twitter un momento a ver: no hay menciones -y ciertamente, lo sabía- pero pierdo otros treinta minutos leyendo lo que dicen los demás. Entonces recuerdo el correo de antes y lo contesto, si total, ya me he despistado, y ¡din! una mención en twitter, alguien, seguramente una de esas personas que tienen que aguantar mis pataletas literarias, me recuerda que yo estaba escribiendo, así que abro el documento, ¡se me había olvidado por completo! Releo la frase y resulta que no me gusta nada... mejor lo cierro y ya lo escribiré mañana. Es que claro, la inspiración no viene nunca y ya no sé qué hacer para remediarlo, blablablá, sufro de página en blanco.

¿Os suena de algo? :)

domingo, 5 de febrero de 2012

Preocupaciones made in... Eleazar

IloveReadingAndWriting © tumblr
Últimamente estoy en modo off, y lo siento mucho para los que seguís el blog. Vuestros comentarios me hacen muy feliz, en serio. Ante la ausencia del relato del martes y de la ortografía del sábado, que por cierto, os aviso de que a partir de ahora las secciones las haré aleatoriamente (por cuestiones de trabajo, más que nada, que no me da tiempo a buscar fallos e historias y no quiero hacer chapuzas), he decidido explicaros qué se cuece por mi cabeza en estos instantes. Quizás me podáis echar una mano y todo porque estoy dando más vueltas que la maleta de un loco.

Como ya os comenté hace poco estoy atravesando una pseudocrisis literaria, vamos, que no sé ni por dónde me da el aire. He paralizado la escritura de Mitad árbol y un ciego (y eso que me encanta) porque no sé si darle un nuevo enfoque. Entiendo que es una decisión que debo tomar yo sola, pero francamente estoy hasta las pelotas de la carrera en solitario. Es de esto que sientes que no estás aprovechando la idea y que lo estás haciendo mal pese a que los lectores te digan que no. Decís que no y de verdad que lo agradezco, pero hay algo que no encaja para mí. Quizás la historia de Coco necesita otra perspectiva, o quizás Coco necesita verse en varias historias. Uh, es... complicado.

No me siento sola en el mundo porque no hay más que echar un vistazo a mi timeline en twitter para darse cuenta de que son cosas que un wannabe writer tiene en la cabeza. Pero no puedo evitar quejarme (jooo) porque a veces siento que las historias me van superando. En la próxima entrada os contaré con pelos y señales mi proceso de creación (y probablemente alucinéis con lo mal que hago las cosas. Ojo, que no es que me infravalore, es que... ¡bueno, que ya lo veréis!).

Matteo Vaccari ©
A lo que iba: mientras le doy vueltas a una posible reestructuración de MAYUC, la cual me llevará, conociéndome, dos o tres mil años, les estoy dando caña a los concursos de relatos. Así no me oxido y por lo menos sigo creando. Bien; pues además de esto, no sé si os lo he dicho alguna vez, sigo entre las brumas de una trama que ya tiene sus seis años y que por a (siendo "a" que es una historia compartida) o por b (siendo "b" que la he reescrito cuatro veces y ya vamos por la quinta, pensando) nunca se acaba, y es que la documentación es la cosa más difícil del universo, ya lo sabéis.
De momento esta historia seguirá en stand by hasta que terminemos. Lo único que puedo deciros es que en seis años me ha dado tiempo a interiorizar a todos los personajes y casi podría hablar con ellos de cualquier cosa. Es... increíble :3

 Ah pero ¿todavía hay más cosas? ¡Por supuesto! Tengo los típicos pensamientos de no saber si hacer una blognovela o no (aunque me da miedo por eso de los plagios, aun teniendo la licencia CC), si subir enlaces de relatos largos a través de dropbox..., si hacer reseñas de autores o no, etc. Hasta que no lo tenga claro, nada.

Lo bueno es que estas últimas semanas ando con un nuevo proyecto cortito, de unas 50-60 hojas, cuya trama principal irá sobre viajes en el tiempo. Espero que me sirva para desengrasarme un poco y terminar algo, por Dios, o me arrancaré las letras a mordiscos.

jueves, 2 de febrero de 2012

Blanco alrededor

  
Gracias a la ola de frío siberiana ha sido un día genial. Además de ir a dar un paseo y ver a Kuki envuelto en nieve rollo camuflaje polar, he sacado un montón de fotos y preveo que el temporal me va a dejar sacar muchas más. 

Nieva en febrero. ¡En febrero! ¡Es genial! El año pasado me pilló en exámenes y apenas tuve tiempo de disfrutar de la nevada, pero este año voy a sacarle todo el partido que pueda. La ola de frío dice (me ha estado comentando esta tarde) que nos regalará aún más nieve esta noche y puede que el fin de semana.

Me encantan los tejados, las flores y los caminos blancos, ponerme el gorro praguense, tener la nariz roja, correr por el parque arrastrando los pies y levantando polvo alrededor. Llegar a casa, congelada pero satisfecha, pensar: ¡me ha faltado hacer el ángel! y volver por la tarde a las campas de Armentia a terminar el trabajo.

~ I do love these days.