miércoles, 21 de marzo de 2012

¡Feliz día de la poesía!


A ambos lados del río se despliegan
anchos campos de cebada y centeno,
que decoran la tierra y se reúnen con el cielo;
y a través del campo se extiende el camino
que va hacia las torres de Camelot;
y la gente va y viene,
contemplando el lugar donde se balancean los lirios
alrededor de la isla de allí abajo,
la isla de Shalott.
Los sauces palidecen, tiemblan los álamos,
Las leves brisas se ensombrecen y tiemblan
en las olas que discurren sin cesar
por el río que rodea la isla
fluyendo hacia Camelot.

Cuatro muros grises y cuatro torres grises,
dominan un lugar rebosante de flores,
y la silenciosa isla aprisiona
a la Dama de Shalott.
Por la orilla, cubiertas por los sauces,
se deslizan las pesadas barcazas
tiradas por lentos caballos; e ignorada
navega la chalupa con revoltosa vela de seda
rasurando las aguas hacia Camelot:
pero, ¿Quién la ha visto agitando su mano?
¿O asomada en el marco de la ventana?
¿Acaso es conocida en todo el reino
la Dama de Shalott?

***
 "La dama de Shalott", de Tennyson, y Loreena McKennitt como siempre tan increíble...

1 comentario:

  1. Hola

    ¡Hum! Loreena McKennit. Cuánto tiempo que no oía nada de ella. Corrían los años 90 cuando me compré The book of secrets, que aún tengo por ahí. Siempre ha sido una artista muy particular. Había un programa que promocionaba mucho ese tipo de música, Diálogos 3, con Ramón Trecet. Lo oía mucho cuando estaba en la Universidad, en aquellos años.

    Había un grupo, ya desaparecido, cuya mejor época fueron los años 90, Nightnoise. ¿Te suenan? Hacían cosas como esta: http://www.goear.com/listen/b358798/the-kid-in-the-cot-nightnoise

    Un saludo.

    Juan.

    ResponderEliminar

¡Pasa, pasa! A este comentario invita la casa. ;)