martes, 24 de enero de 2012

La musa escondida

DeviantArt © Blindmanphoto
Hace un par de meses que no escribo tanto como me gustaría. Las palabras se atrancan en mis dedos y no hay manera de hacerlas fluir. Después de darle muchas vueltas, de repente hoy, una noche de sábado enfrentada a una página semi pintada de sentido, me he dado cuenta de qué es lo que ocurre.

Es como si me faltaran palabras y las de repuesto estuvieran dentro de los libros. Ya he gastado todas las que tenía en mi mente, en mis manos, en mi cerebro; tengo sed de vocabulario y ganas de pertenecer a una historia nueva, vieja, ¡qué importa eso!

Y es que a veces la respuesta es muy sencilla. Si no tienes tiempo para leer, no tienes tiempo ni las herramientas necesarias para escribir. 

El genio es 90% de traspiración y un 10% de inspiración. (Edison)