martes, 5 de agosto de 2014

Brandon Sanderson: "Los escritores de fantasía deben dar un paso atrás y situarse justo donde empezó Tolkien"

Hago un parón en mis vacaciones para traeros varias entradas sobre el Celsius 232, festival que se celebró los días 30, 31, 1 y 2 de agosto en Avilés. Primero que todo, así, de golpe, gracias a la organización y también gracias al traductor tan bueno que nos acompañó en cada charla. Y hoy, como ya suponéis...

Flickr © John Scalzi
Legión, Los Nacidos de la Bruma, Elantris, El alma del Emperador y así hasta veintidós títulos son el número de novelas que ha escrito Brandon Sanderson en nueve años. Para los asiduos aquí sabéis que es mi escritor favorito, así que por mi parte no necesita presentación (y si la hubiera, qué mejor que una de sus novelas). Lo primero que le vino a la cabeza a la entrevistadora fue preguntar cómo es capaz de lograr algo así. Sanderson contestó, sonriendo, que cuando le hacían esta clase de preguntas se sentía como si en realidad le dijeran: “¡Brandon, para de trabajar!”. Esta gran variedad de historias forma parte de su hábito para fortalecer los músculos de escritor, cada una con un proceso creativo diferente.
Algunas comienzan con una escena; otras, con un título o una idea, pero no suelo sentarme a escribir directamente. Normalmente no empiezo a escribir hasta que no tengo una buena idea. Creo que uno de los fallos de los escritores que empiezan es que no meten suficientes buenas ideas a sus historias; piensan que una sola idea puede sostener la novela entera.
La riqueza se halla en una multitud de ideas que se integran en la principal, pero actúan como una sola.

En el minuto doce del encuentro Sanderson confesó que escribiría una segunda parte de Elantris una vez tuviera encaminadas las sagas abiertas. Y otro dato más: ya ha vendido los derechos de publicación de Legión II a Estados Unidos y Reino Unido, y supone que los de España están al caer. La charla duró hora y cuarto, así que echad cuentas y adivinad cuántas sorpresas más os depara este post.